Caldas, paraíso para las aves

Foto banner: Grallaricula lineifrons – Tororoi Media luna. Karen Giraldo Sepulveda

Diversidad especial

La diversidad es otro factor relevante para el aviturismo en Caldas. Como lo menciona el documento de Corpocaldas: “Perspectivas para la Observación de Aves y el Aviturismo en Caldas, Potenciales y Retos 2015”, la presencia de ecosistemas de bosques secos tropicales, bosques andinos y bosques de niebla, hacen que existan muchas comunidades de diferentes pájaros, propias de estos ecosistemas.

La confluencia de varios pisos térmicos en el departamento que van desde los 190 metros sobre el nivel del mar en La Dorada, hasta los casi 5 mil en el Nevado del Ruíz, también potencian la subsistencia de varias especies.

En zonas que están por encima de los 3 mil metros cerca al Parque Los Nevados, habitan especies adaptadas a las condiciones de páramo y que no están presentes en otros pisos térmicos. Mientras que en zonas del extremo nororiental del departamento, cerca al valle del Río Magdalena, tienen especies propias de la región pacífica y que no están presentes en la cuenca del Cauca.

Además en el territorio caldense se encuentran 69 familias de aves, en el caso de los colibríes se pueden apreciar 75 especies y en la familia de las Gralarias 11 especies, las cuales son un gran atractivo para los observadores de aves del mundo quienes visitan Caldas para avistarlas con facilidad, teniendo presente que los Tororoi o Gralarias son aves que permanecen en bosques de difícil acceso.

Otro factor diferencial en Caldas respecto a las aves, es que por su territorio pasan miles de aves migratorias, especialmente las que viajan desde las regiones templadas de Norte América, en cuyo inventario se reseñan 74 especies llamadas boreales. Otro grupo que se ha identificado es de 11 especies australes, que son las que viajan por los cielos caldenses desde Sur América.

A continuación describiremos algunas de las especies y familias de aves que habitan la región caldense y la hacen un sitio especial de vuelos y cantos de hermosos seres emplumados.

Colibríes

De las 165 especies de colibríes registradas en Colombia en Caldas pueden ser observadas 75 especies. Se han establecido en varios sectores urbanos y rurales de Manizales libaderos o cebaderos para observarlos. El Recinto del Pensamiento, Timanú o el Hotel Termales del Ruíz, son espacios que convocan a los amantes de estas aves a disfrutar de su aleteo permanente, de sus brillantes colores y de su habilidad para extraer la miel de las flores. Por ejemplo, el Colibrí Barbudito o Chivito de Páramo (Oxypogon stubelii) solo puede conocerse en los páramos del Parque Nacional Natural Los Nevados.

Características de los colibríes
  • ¿El tamaño de los colibríes varía dependiendo de las especies? Para tener una idea de sus dimensiones, la especie más pequeña pesa aproximadamente 2,2 gramos y la más grande unos 20 gramos.
  • Estos encantadores pájaros deben sus nombres al rápido movimiento de sus alas que emiten un zumbido. Son, en realidad, la más pequeña de todas las aves del mundo, también son el tipo más pequeño de entre los animales vertebrados, por lo que a menudo son intensamente estudiados por los investigadores.
  • El colibrí es la única especie de ave capaz de volar en todas las direcciones, esto incluye al revés e incluso boca abajo.
  • Los rituales de apareamiento del colibrí son también interesantes. Conocido como el cortejo buceo, los machos suben, por lo menos, 60 pies en el aire y luego rápidamente caen, hacen una vuelta en U y vuelven a hacerlo, continúan con este proceso hasta que tengan la atención de una hembra con la que pueda aparearse.
  • Existen muchos tipos de alimentos que consumen los colibríes. Principalmente se alimentan de azúcar y savia, también comen polen y hasta pequeños insectos, como una manera de obtener proteínas.
  • Estas aves pueden comer hasta 3 veces su propio peso en comida cada día.
  • El colibrí o zunzunes obtuvo su nombre debido al zumbido único que hacen con sus alas durante el vuelo.
  • Los colibríes ayudan a propagar el polen de flor en flor.
  • El latido del corazón de un colibrí puede alcanzar un máximo de alrededor de 1.200 latidos por minuto.
  • Los colibríes son muy inteligentes, de hecho, un colibrí tiene el cerebro más grande en el mundo de las aves en proporción a su tamaño corporal.

Gavilanes

Entre las aves migratorias que cruzan el departamento están los gavilanes, bandadas que suman los miles de individuos de dos especiales: Gavilán Aliancho (Buteo platypterus) y Gavilán Swainson (Buteo swainsoni), en los meses de septiembre y octubre, van hacia el sur, desde Norte América y en los meses de octubre y en marzo y abril regresan hacia el norte.

El cruce por Caldas, cuando van hacia el sur, lo hacen por el norte de Caldas, por los cielos aguadeños, siguiendo la vertiente occidental de la cordillera central. Algunos grupos, más grandes, cruzan la cordillera hacia el valle del Magdalena por la región de los nevados y otros siguen hacia los departamento de Quindío y Valle. El regreso lo realizan por las vertientes orientales de las cordilleras central y occidental y es posible avistarlos en los municipios de Riosucio y Supía.

Aves citadinas

En la ciudad de Manizales es fácil observar aves que se posan sobre cables eléctricos, semáforos y árboles que están al interior de la vida urbana. Muchas de ellas tienen gran familiaridad con los seres humanos, se posan tranquilamente en sus ventanas y son alimentadas en balcones y patios de las casas. Algunas de estas especies son: Gallinaciega – Caprimulgus Longirostris) que es un ave nocturna, se alimenta de insectos y canta sobre los tejados indicando su territorio, Mielero Común – Coereba flaveola que busca el néctar de las plantas y también se conoce como picaflor. Paloma Bravía – Columba Livia que es el ave más común y conocida del país y en las plazas y parques de la región cientos de ellas son alimentadas por los niños.

Aves de páramo

En cercanías a Manizales, zona rural del municipio de Villamaría, está la zona amortiguada del Parque Nacional Natural Los Nevados y la zona protegida. En este ecosistema que se encuentra por encima de los 2.800 metros sobre el nivel del mar, existe un santuario para especies de aves que son propias de este hábitat y son permanente motivo de visita por parte de los turistas y avistadores de aves. El más emblemático es el Cóndor de los Andes – Vultur gryphus, que es símbolo de la nación y se encuentra en peligro de extinción. También se encuentran el Musguerito Paramuno – Iridosormis rufivertex; Semillero Paramuno – Catamenia homocrhoa; Cucarachero paramuno – cistothorus platensis; Gorrión Paramuno – phrigilus unicolor y Rastrojero Andino – Schizoeaca fuliginosa.

Acuáticas

Para las aves a las que les gusta el agua, Caldas es un paraíso ya que existen múltiples fuentes de agua cristalina como ríos, lagunas y cascadas que provienen de 9 grandes cuencas hídricas que posee el departamento. Estas aves se alimentan de insectos, artrópodos, peces o batracios y, aunque estas aves no viven en el agua, hacen parte de ese hábitat. Andarios Maculado – Actitis macularia; Pato de Páramo – Anas andium; Pato Colorado (Anas cyanoptera); Chilacoa Colinegra – Aramides Cajanea;  Garza Real – Ardea Alba y Garcita Rayada – Butorides striatas, entre muchas otras.

Aves bajo los 1.800 msnm

Las aves que viven bajo los 1.800 metros sobre el nivel de mar, en tierras bajas y cálidas, están adaptadas a ecosistemas con poca vegetación y bosques secos. La Lora común (amazona ochrocephala) es un ave conocida porque lastimosamente se adopta como mascota por su facilidad de replicar sonidos. Habitan estas zonas el Sabanero Rayado – Ammodramus humeralis;  el Perico Carisucio – Eupsittula pertinax; el Arañero Cabecirrufo – Basileuterus Rufifrons; el Arrendajo Común – Cacicus cela; Cucarachero Chupahuevos – Campylorhynchus griseus; Cuclillo Rabicorto – Coccycua Pumila o la Perdiz Común – Colinus Cristatus.

Novedades en el inventario

El estudio que realizó Corpocaldas con la Asociación Calidris en el año 2010, es el último documento institucional que reporta las aves registradas en Caldas y que sumó 922 especies. Sin embargo, desde ese momento, algunos investigadores y observadores de aves han hecho nuevos registros que son necesarios verificar pero que demuestran la inmensa riqueza. Son ellas: Eufonia Saturada – Euphonia saturata en el Hotel Tinamú y en la vereda La Paz Baja del municipio de San José y la Dacnis Turquesa – Dacnis hartlaubi en el municipio de Villamaría.

Actualmente el inventario de Caldas reporta 813 especies de aves.

Cifras de avifauna en Caldas

Caldas reúne el 42% de las aves registradas en Colombia. Es posible avistar en la región 813 especies. Esta riqueza se da gracias a que existe en la zona una amplia variedad ambiental, topográfica, climática, de vegetación y de suelos, que pueden caracterizarse en seis ecorregiones: bosques premontanos del Valle del Cauca, bosques premontanos del Valle del Magdalena, bosques secos del Valle del Cauca, bosques secos del Valle del Magdalena, páramos del norte de los Andes y bosques húmedos de Urabá y Magdalena.

COLOMBIA

1.921 (SIB Colombia) especies de aves, país megadiverso con el 20% del total de aves el mundo.

Especies de aves en Caldas

813 especies de aves
23 especies endémicas
73 especies casi endémicas
77 migratorias
45 especies de aves amenazadas de extinción

Fuente ¨El Estado de conocimiento de las aves del departamento de Caldas¨. Ocampo et al 2019.

Foto portada Pico de Tuna Arcoiris – Chalcostigma herrani. Colibrí habitante en la parte alta de la Reserva Forestal Bosques CHEC. Fotografía: Fabio Arias N. Chec Grupo EPM

Scroll to Top