Termalismo en Caldas

Las aguas termales nacen en el Parque Nacional Natural los Nevados a dos mil metros de profundidad, contienen minerales recomendados para el tratamiento de reumatismos, especialmente los de carácter crónico, neuralgias rebeldes, acné, heridas, también para disminuir el estrés y ayudar a la digestión. De allí que a lo largo de su camino sean aprovechadas en Caldas por establecimientos abiertos al público. Algunos son: Termales del Ruiz; Termales El Otoño; Termales Tierra Viva; y Termales La Quinta.

Antes de llegar a estos territorios las aguas cumplen el siguiente proceso: bajan hasta las zonas rocosas y calientes por la actividad del Volcán Nevado del Ruiz, se vaporizan y buscan una ruta hacia la superficie. Mientras ascienden, se condensan y se colman con los minerales del subsuelo, llegan a los pozos o nacimientos y cada lugar toma su porción que pone a disposición de los visitantes: Aguas antiguas y recorridas…

Hotel Termales del Ruiz, la cercanía al cielo

El sitio más tradicional para disfrutar de las aguas termales caldenses es el Hotel Termales del Ruíz, que fue construido en 1937 y desde el año 2014 es operado por el Hotel Carretero después de recibir una remodelación.

Está ubicado en el Parque Los Nevados a 3511 metros sobre el nivel del mar. Gracias a su cercanía con la zona volcánica, sus aguas termales azufradas son catalogadas como hipertermales y sulfuradas con propiedades curativas que, según los administradores del Hotel, ayudan a combatir problemas respiratrios, circulatorios y nerviosos y, además, favoren la regeneración y cicatrización de la piel.

El hotel cuenta con 20 habitaciones,  piscina termal, tinas privadas y jacuzzis para disfrutar las bondades de estas aguas. Cuenta con un restaurante de comida internacional, bebidas nacionales y extranjeras y un salón de eventos con chimenea.

Dentro de las actividades que se pueden realizar desde el Hotel Termales del Ruíz están los paseos por los senderos aledaños donde se observa flora y fauna, se disfruta del paisaje de alta montaña y se cuenta con una hermosa panorámica de la ciudad de Manizales.

Otra actividad es el avistamiento de aves endémicas y casi endémicas de la región alto andina, donde se destacan varias especies de colibríes:  Aglaeactis cupripennis, Andigena hypoglauca, Chalcostigma herrani, Coeligena lutetiae, Eriocnemis derbyi y Myioborus ornatus.

Hotel Termales el Otoño, una mirada al confort

En el año 1983 se comienza a desarrollar un complejo termal en medio de la naturaleza en las cercanías del Nevado del Ruiz. Con aguas termales tomadas a 17 km de distancia del Nevado, se da en funcionamiento el hotel Termales El Otoño. Iniciando un proyecto que pasó de tener 10 cabañas y una piscina termal, a las 110 habitaciones que hoy ofrece. Actualmente se construyen 90 habitaciones más, buscando convertirse en unos de los mejores hoteles de Colombia.

Situado a cinco minutos de Manizales por antigua vía al Nevado del Ruiz, el hotel Termales el Otoño, esta dotado de centro de convenciones, tres piscinas de agua termal con una temperatura promedio de 41 °C, sala de masajes, baño turco y jacuzzi.

El complejo Termales El Otoño, con sus tres locaciones Acquaparque, Ecotermales y Hotel Termales El Otoño, permite a sus visitantes disfrutar de las aguas termales, la naturaleza y relajación que ofrecen las cálidas aguas y su entorno natural.

El parque acuático termal, Acquaparque, cuenta con el primer sendero ecológico de Caldas en ser certificado por Corpocaldas para ofrecer servicios ecoturísticos. Posee tres piscinas termales y tres toboganes que brindan a los visitantes una expreriencia extrema por la altura y la velocidad que estos proporcionan.

Termales Tierra Viva, enclavado en la naturaleza

El agua de los Termales Tierra Viva nace de un punto conocido como Mina de Hierro a una altitud de 3.500 m.s.n.m., en este sitio las aguas azufradas afloran hacia la superficie gracias a la actividad del volcán nevado del Ruiz, trayendo con ella los minerales que enriquecen estas aguas: azufre, calcio, zinc, magnesio, aluminio, hierro y fósforo.

En este punto, el agua, que sale con cerca  63°C. fluye durante 14 kilómetros hasta llegar a las piscinas de este termal situado a más de dos mil 200 metros sobre el nivel del mar. Lugar donde el cuerpo queda suspendido a cerca de 41°C en las piscinas de Tierra Viva.

La montaña se impone tras estas aguas termales naturales, fuente de salud, diversión y relajación. Las piscinas de rocas que componen a Tierra Viva, hacen una experiencia única de pausa y relajación.

Hacienda Termales La Quinta, la experiencia del paisaje

Villamaría es un municipio cercano a Manizales. A 27 kilómetros de su casco urbano y 2500 m.s.n.m, por la vía al nevado Santa Isabel, se encuentra la Hacienda Termales La Quinta. Visitarla es trasladarse a inicios del siglo XIX, época en la que vinieron los primeros colonizadores antioqueños a esta zona del país cargando tras de sí su tradición arquitectónica, la tenacidad de la exploración y el auge del comercio.

Es el lugar perfecto  para sumergirse en los andes colombianos, disfrutar de los paisajes inigualables del Nevado del Ruiz, divertirse con las cabalgatas y descansar en la piscina de aguas termales. En La Quinta las personas se conectan con el ecoturismo teniendo como albergue una casa construida en la primera mitad del siglo XIX, pero que cuenta con todas las comodidades del siglo XXI.

Scroll to Top