Desde Manizales aventurese a pueblear por caldas

Foto portada: Viterbo

Si usted visita Manizales y tiene la posibilidad de conocer mucho más del territorio caldense, atrévase a embarcarse por las aventuras que ofrecen las siguientes rutas, paisajes y terrenos  con gente trabajadora y acogedora.

1.  Ruta Del Condor

Este es un recorrido de turismo comunitario por 8 veredas de Villamaría en las que la naturaleza y los lugareños son los protagonistas. Comienza en la parte alta conocida como Avistamiento del Cóndor, en la vereda Papayal en la cual viven 37 familias que han reemplazado el cultivo progenitor de su nombre por la siembra de otras frutas y hortalizas. En este lugar se ofrece alojamiento, comida típica y una papayera infantil que ameniza el viaje.

El recorrido continúa en las veredas La Guayana, Santo Domingo y La Paz.

Al iniciar la parte baja de esta ruta se visita las veredas Llanitos, San Julián, Río Claro y la Nueva Primavera.

2. Ruta Termal

Las aguas que bajan desde el Parque los Nevados están repletas de beneficios curativos y recreativos, y Caldas es una región privilegiada al contar con esta fuente hidrotermal. Villamaría especialmente ha venido adelantando un proceso para ser reconocida como capital termal de Colombia, pues cuenta con 23 fuentes hidrotermales de las 33 que hay en todo el departamento. Este municipio ofrece 6 sitios para que caldenses y extranjeros puedan disfrutar de las aguas termales, y son: Hotel Termales el Otoño, Acquaparque El Otoño, Termales Tierra Viva, Termales del Ruíz y Termales La Quinta.

3. Ruta del Oriente y Magdalena caldense

Esta ruta es una de las pruebas de que Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo, pues en pequeños recorridos se puede apreciar la variedad de ecosistemas, riqueza hídrica, fauna y flora.

Dentro de este recorrido hay seis rutas más que conectan distintos municipios y veredas. La Ruta de los pueblos mágicos, Ruta del Embalse Amaní y Volcán Escondido, Ruta del Ensueño, Ruta Embalse amaní y Laguna San Diego, Ruta Perla del Oriente y la Ruta de los Palenques.

4. Ruta Amaranta

Esta aventura turística comienza en el municipio de Risaralda en el que se pueden visitar el Jardín Botánico CERES, el monumento La Gruta y el Centro Cultural Angaska. Después pasa por San José, conocido como “Mirador de Occidente”, en el que se puede disfrutar de la vista en el Mirador Alto de la Cruz, y el monumento al Duende.

El siguiente destino es Viterbo, municipio en el que se encuentra la Galería de Arte Yurupari, el Túnel natural de Samanes y la Colección Cameloc “El Cielo de la Música”. La ruta continúa en Belalcázar “Balcón del Paisaje” en el que una de las visitas infaltables es al Monumento Cristo Rey, el Ecoparque Las Heliconias y al Centro Histórico con arquitectura tradicional.

La siguiente parada es Riosucio, cuna de los resguardos indígenas San Lorenzo, Nuestra Señora de la Candelaria y Cañamomo y Lomaprieta. El recorrido finaliza  en el municipio de Supía.

5. Ruta De La Arriería

Este es un recorrido histórico por las huellas de la colonización antioqueña en Caldas ocurrida en el siglo XIX. El viaje inicia en Neira, a tan sólo 21 km de Manizales, lugar en el que se pueden visitar las Cascadas La Concha y los Chorros, los Miradores La Cuchilla, del Alto del Roble y Cielito Lindo, además de las fábricas del tradicional corcho neirano. La travesía continúa en Aranzazu, municipio que conserva arquitectura de la colonización paisa.

El siguiente municipio es Salamina, escenario desde donde surgieron las campañas fundadoras de la mayoría de los pueblos de las zonas norte y occidente del departamento. El camino sigue hacia Pácora, municipio rico en agua, plátano y aguacate .

En Aguadas, la última parada de esta ruta no puede perderse el Festival Nacional del Pasillo Colombiano y visitar el Cerro y Ecoparque Monserrate.

6. Ruta De Las Aves

Caldas es el departamento con mayor diversidad de aves del país, cuenta con el 42% de aves de Colombia pues hay más de 813 especies. Esto la convierte en una región ideal para el aviturismo, por lo cual se crea esta ruta especial para apreciar las aves residentes y migratorias que habitan los ecosistemas caldenses.

La Ruta empieza en la vía al Nevado del Ruíz en la que se hacen estaciones en el Parador La Esperanza, San Carlos, la Laguna Negra, El Arbolito y Brisas donde se pueden observar hasta 86 especies de aves. El camino continúa hacia la vía Gallinazo-Termales del Ruíz.

La siguiente parada es la Reserva Forestal Bosques CHEC, a 30 minutos de Manizales en el que se han reportado hasta 247 especies de aves. Después se recorre la Reserva Forestal Río Blanco en Manizales, uno de los sitios preferidos para avistar aves con un censo de más de 350 especies. El Se visita luego el Ecoparque Alcázares-Arenillo, ubicado en Manizales, con 167 especies y la Reserva Natural Tinamú Birding en la vereda de San Peregrino de Manizales, con un censo 242 especies de aves.

Scroll to Top