Selva de Florencia, donde el verde se vuelve agua

La Selva de Florencia es un Parque Nacional Natural ubicado en la zona limítrofe de los municipios de Samaná y Pensilvania. Un fragmento boscoso aislado de la cadena principal de los Andes Centrales. Su territorio suma 10 mil hectáreas de bosque en rangos altitudinales de 850 y 2400 metros sobre el nivel del mar,  enmarcadas por las cuencas hidrográficas de los ríos La Miel y Samaná Sur, afluentes del río Grande de la Magdalena.

Las acciones que la Dirección de Parques Naturales de Colombia ha realizado en este territorio se orientan a la conservacion de los bosques pluviales, y húmedos andinos y subandinos, presentes en la selva de Florencia y que son el hábitat de las especies, en especial las endémicas y las amenazadas de extinción.

Este territorio de bosque nublado, grandes montañas y espesa vegetación, ofrece la mayor concentración de ranas del país  y posee mas de la mitad de todas las ranas registradas para la cordillera central.

Allí el verde se vuelve agua, gracias a los densos bosques pluviales, húmedos andinos y subandinos, en donde habitan especies de marcado endemismo y amenazadas de extinción. Se protegen especies como la Ateles hybridus brunneus (Marimonda del Magdalena), Saguinus leucopus (Tití gris), Cuniculus paca (Guagua venada), Aburria aburri (Pava negra o Gurría), las Dendrobates sp. (ranas de cristal), Pristimantis fetosus (rana de lluvia camuflada), Wettinia sp. (Palma macana).

La importancia estratégica de la Selva de Florencia se centra en la regulación hídrica, el control de sedimentos y la enorme riqueza en especies de fauna y flora y por ser el único relicto de biodiversidad del Oriente de Caldas.

El ecoturismo en la zona se permite como una actividad guiada y controlada asociada a las estrategias de conservación, e integrada a las rutas del oriente y magdalena caldense; con recorridos denominados: ruta del Tití Gris, Charco San Lucas, Cráter Volcán El Escondido y Ruta Cacique Candela, se pretende transmitir información científica de manera amable, brindar beneficios a la comunidad comprometida con la conservación, y el disfrute inolvidable de los visitantes.

Scroll to Top