Un siglo de compromiso: El Banco de la República celebra 100 años de su fundación

El Banco de la República fue creado en 1923 como el banco central de Colombia, poco después asumió entre sus actividades el rescate, preservación, análisis, estudio y difusión de múltiples piezas precolombinas, piezas numismáticas, libros y documentos que hacen parte del patrimonio cultural de la nación.

En 1944 se adquirieron las primeras bibliotecas privadas y en 1955 se inauguró la biblioteca Luis Ángel Arango en Bogotá, que fue creciendo exponencialmente, hasta convertirse en un centro cultural que reúne servicios bibliográficos y de información, actividades musicales, de las artes plásticas y la numismática, en un área que suma los 45 mil metros cuadrados.

En los años 80, gracias a los buenos resultados económicos del país y como parte de la política cultural del banco, se crearon bibliotecas en algunas ciudades donde el banco tenía sede, entre ellas Manizales, que cuenta con estos servicios desde 1981, y está articulada a otras 27 ciudades de Colombia.

Los primeros 30 años, la biblioteca y su actividad cultural estuvo ubicada en el centro de Manizales; en el 2011 se trasladó tempo-ralmente al sector de Versalles con el fin de adelantar los estudios técnicos, la demolición del antiguo edificio y la construcción del nuevo Centro Cultural, que se erige como el segundo más grande del país después de Bogotá, con un gran impacto metropolitano y articulado al entorno regional.

Renovación y servicios

Las actividades del área cultural del Banco de la República, con este nuevo espacio, renovado en su arquitectura
sostenibilidad e inclusión social, abre nuevos servicios, como son el auditorio, la sala de exposiciones y los espacios complementarios que enriquecen la experiencia de los usuarios y facilitan su acceso al conocimiento e información y su acercamiento al patrimonio cultural.

El nuevo Centro Cultural presta el servicio de biblioteca pública en donde además de su colección física, ofrece
la posiblidad de acceder a los casi tres millones de libros que hacen parte del catálogo de la Red de Bibliotecas del Banco de la República a nivel nacional y libros digitales, material multimedia, archivos académicos, entre otros.

La sala de creación, es un escenario para la interacción dotado con nuevas tecnologías, en donde se promueve
la apropiación y transformación de las colecciones, para el desarrollo de nuevos productos visuales, inspirados en el concepto del paisaje cultural cafetero. De ésta manera se incentiva el emprendimiento cultural en diferentes áreas, se dinamizan y enriquecen ideas a partir del trabajo con otras personas, usando la tecnología y herramientas como la fotografía, el comic, la ilustración, el grafiti o  la animación.

El auditorio, fortalece la actividad cultural, ya que se trata de un espacio versátil para la realización de conciertos, talleres, clases magistrales o audiciones. Por su parte la sala de exposiciones especialmente diseñada para exhibir las colecciones arqueológicas y antropológicas del Museo del Oro y las colecciones de arte del Banco de la República, admite nuevas formas expositivas, permitiendo nuevas experiencias para los visitantes y el gran muro digital, acercará el arte al público que llega al edificio y a los transeúntes de la carrera 23, que tendrán visual hacia la gran pantalla.

Un lugar para todos

Los niños, estudiantes, investigadores y la ciudada- nía en general, encuentran espacios y actividades dentro del nuevo Centro Cultural: libros, material digital, archivos patrimoniales, salas de trabajo conjunto, colecciones de arte, talleres y contenidos especializados, que permiten el disfrute de todo tipo de público.

Desde la concepción del proyecto, se pensó en la accesiblidad de todos los usuarios, por lo que se diseñaron rampas, ascensores y dotaciones especiales para personas con movilidad restringida; máquinas de lectura inteligente para personas con discapacidad visual; tabletas, computadores, contenidos digitales y otros elementos que incluyen a diversos públicos.

La programación cultural de la región se verá fortalecida, gracias a las posibilidades de visitas guiadas, realización de conciertos, programación de exposiciones de arte y arqueología, realización de seminarios, conferencias y talleres sobre diferentes temas con énfasis en Paisaje Cultural Cafetero y visi- tas temáticas al Centro Histórico de la ciudad, entre otras actividades de interés.

Colecciones sobre la región

Otra novedad del Centro Cultural son las colecciones específicas sobre titulos del Paisaje Cultural Cafetero y bibliografía de la región, que suma publicaciones en diferentes formatos con importante valor patrimonial para la región y que exaltan la declaratoria de la Unesco al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.

Allí es posible encontrar los libros y revistas publicados por Cenifcafé con investigaciones sobre la caficultura colombiana y la flora y fauna regional. Libros sobre orni- tología, ecología, botánica y gastronomía de la región.

Una colección sobre aves de la región andina central de Colombia con fotografías de Daniel Uribe e ilustraciones de William McMullan con información relevante sobre cerca de 300 distintas especies regionales.

Una colección sobre el patrimonio arquitectónico de Manizales que suma 471 fichas arquitectónicas, 73 tirillas de negativos y 70 hojas de contactos, con información sobre los sitios representativos de la ciudad y los barrios mas tradicionales como son Los Agustinos, San José, Centro Histórico y Versalles. Entre muchos otros documentos históricos y académicos sobre el viejo caldas y la región cafetera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top