El legado de Sergio Londoño y Manuelucho Sepúlveda en el arte de los títeres

A principios del siglo XX un paisa se radicó en Manizales y comenzó a crear historias, voces y personajes que encantaron a cientos de personas en el Eje Cafetero, ese hombre fue Sergio Londoño Orozco, conocido por su personaje Manuelucho Sepúlveda, el primer títere famoso en Colombia. Londoño fue un pionero en el arte de los muñecos y hoy en día es recordado con gran afecto y admiración por artistas de todo el país que le rinden homenaje en distintas ciudades.

¿Y quién fue Sergio Londoño?

Originario del municipio de Abejorral (Antioquia), Sergio Londoño era un yerbatero conocido por vender ungüentos y hierbas que ayudaban a jóvenes y viejos a calmar sus dolores y sanar distintos males. Él, que desde siempre pintó y creó muñecos de barro, encontró en la creación de títeres una forma de expresar toda su creatividad, recorrer el país con sus historias y sostener a su amplia familia. En la exhibición “Recordando a Manuelucho” que se encuentra en la sede del grupo teatral manizaleño Punto de Partida, se exponen 94 muñecos y 14 marionetas que pertenecían a Londoño.

Sergio fue un apasionado por el arte, desde muy temprana edad se dedicaba a pintar en cualquier superficie y jugar con muñecos creando distintas voces y personalidades para cada personaje. Sus dotes artísticas lo llevaron a trabajar como creador de avisos para los eventos que se realizaban en el Teatro Olimpya y el Teatro Escorial de la capital caldense. Así como a realizar decoración de locales para fiestas y avisos de negocios comerciales.

En la década de 1910 sucedió un hecho que cambió el rumbo de su vida y de sus creaciones. Un titiritero español llamado Juan Casola visitó Manizales como parte de su gira artística y conoció por accidente las habilidades titiriteras de Londoño. “Quedó maravillado cuando conoció las especiales condiciones de Sergio, sobre todo su capacidad para imitar las voces humanas, masculinas o femeninas, de niños o ancianos y las que imaginaba de demonios, brujas, trasgos y fantasmas”, escribió Albeiro Valencia Llano en el artículo “Sergio Londoño y los títeres de Manuelucho”. Casola le ofreció un cupo a Londoño en su grupo artístico y lo invitó a recorrer el mundo en giras de títeres, pero Sergio no aceptó ya que debía velar por su familia, así que el español le regaló 14 muñecos para incentivarlo a dedicarse a los títeres y le enseñó a manejarlos.

Su primer títere fue Manuelucho Sepúlveda, creado en 1916, y su nombre traspasó las fronteras de nuestra región gracias a la recopilación de diez de sus obras bajo el título de “Manuelucho Sepúlveda, la Mera Astilla Remediana”, en la que contaba la vida, aventuras, deseos y desgracias de este personaje. Otras de sus creaciones fueron Cuncia, novia de Manuelucho, la cual vendía aguardiente de contrabando; la Bruja; don Absalón; los sacerdotes Asmita y Mafafo; la Muerte y el Diablo; la Chupamuertos y la Gripa Chumacera, espantos y fantasmas que se le aparecían a Manuelucho y lo asustaban en sus resacas.

Todos sus personajes se caracterizaban por sus excéntricas personalidades, su vocabulario y dialecto paisa, sus curiosas voces y las increíbles aventuras que protagonizaban.

Manuelucho recibe aplausos más de 100 años después de su nacimiento

Tanto Sergio Londoño como su creación Manuelucho Sepúlveda han dejado un gran legado en el mundo de las artes escénicas en Manizales y en Colombia. Ambos, creador y creado, son personajes que se han quedado en la memoria y el corazón de los artistas nacionales gracias a su creatividad, sus innovadoras historias que dan cuenta de la cultura antioqueña y su berraquera para vivir del arte y recorrer el país con él.

La compañía bogotana La Libélula Dorada es una de las agrupaciones que se ha encargado de rendir un juicioso homenaje al titiritero paisa. En el año 2003, los titiriteros colombianos dieron inicio al Festival Internacional de títeres Manuelucho, en el que se declaró a este ingenioso personaje como títere nacional ya que en torno a su memoria se reunieron decenas de artistas escénicos de Colombia. Desde ese año y a lo largo de 19 años, este muñeco ha sido un punto de encuentro para artistas del teatro de títeres y un espacio para recordar a uno de los pioneros en este arte.

Este festival es una gran oportunidad para compartir montajes escénicos nacionales e internacionales dirigidos a niños, jóvenes y adultos que se dejan encantar por el arte del Teatro de muñecos del mundo.  En su edición número 20, el evento contará con agrupaciones de títeres provenientes de distintos destinos nacionales e internacionales. Desde España llegan las agrupaciones La carreta teatro y Los titiriteros de Binéfar; la presencia de Chile correrá por cuenta de la compañía Payasíteres y por parte de Argentina se contará con la Co-Producción conjunta de la Compañía Omar Álvarez Títeres, la Compañía Nacional de Fósforos y Arde la Nona.

Caldas homenajea al artista con el Festival Iberoamericano de Títeres

A partir del 20 de octubre se realizará en Caldas el XV Festival Iberoamericano de Títeres, una celebración especial a este arte y un homenaje a Sergio Londoño, su obra y su creación Manuelucho Sepúlveda “La mera astilla Remediana”. El evento tendrá lugar en escenarios de Manizales como Teatro Punto de Partida y Confa; y recorrerá los municipios de Neira, Viterbo, Pácora, Pensilvania, Manzanares, Samaná, Salamina, Victoria, Norcasia, La Dorada, Marquetalia, Riosucio, Anserma, Marmato y Supía.

La programación está nutrida con talento nacional e internacional de distintas regiones colombianas y latinoamericanas, los grupos que presentarán sus historias durante 7 días son: La Pelota Amarilla (Manizales), la Compañía Teatral Guiar (Supía), Imaginar Producciones Teatro (México), Paralamano (Bolivia), Actores de cartón (Palmira), Teatro y Títeres Pies con Alas (Barranquilla), Teatro Punto de Partida (Manizales) y Teatro de Títeres Arlequín (Cúcuta). Programación completa del evento en www.facebook.com/puntodepartidateatro

Estos espacios mantienen viva la memoria de Sergio Londoño y sus creativos títeres que se ganaron el corazón de grandes y pequeños en las montañas colombianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top