El dulce sabor Caldas y otros productos de nuestra gastronomía

 

Foto Pionono: Alex Franco

Comienza la época de alegría navideña y con ella se despliega toda una gama de posibilidades gastronómicas que acompaña las celebraciones. Acompáñenos a hacer un recorrido por las delicias caldenses que ocupan el centro de la mesa en estas fiestas.

Navidad es sinónimo de familia, unión y felicidad, así como también lo es de buñuelos y natilla. Los buñuelos, esferas de harina de maíz con queso costeño, son un producto predilecto para preparar en familia en estas fechas y para acompañarlo de la tradicional natilla, una especie de flan realizado con fécula de maíz, leche, canela, panela rallada y ocasionalmente con pasas. Estos dos platos se han convertido en un sello de un diciembre colombiano y su combinación se puede encontrar en cada esquina para amenizar una novena navideña, el postre tras una cena o cualquier detalle en esta época.

En diciembre es común que las familias se reúnan y que se den encuentros con amigos y familiares lejanos. Para deleitar a sus invitados en estas fiestas puede realizar preparaciones sencillas que entretengan a quienes van llegando, entre las cuales se encuentran la deliciosa mazamorra, hojuelas, brevas caladas, arepa de chócolo, arroz con leche acompañado de panela rallada o bocadillo, mazorca asada con mantequilla y postres típicos de nuestra región como pionono, brazo de reina, melaos, dulce de bolo, macana y colación.

Entre los platos fuertes que puede encontrar en casi cualquier casa caldense durante estas navidades están los asados, la morcilla, los chorizos, empanadas de carne con papa y pico de gallo, papas rellenas de queso, tamales, embutidos y arroz con pollo.

Estos manjares colombianos alegran año a año las fiestas navideñas y prolongan una tradición de unión familiar, de reencuentros, de cocinar en familia y regalar sabores y experiencias del gusto.

Algunos productos de nuestra gastronomía

Dulce de Brevas

Sólo se necesita 1 kilo de brevas y un 1 atado de panela.a  Se parten las brevas dejándolas unidas por el vértice del pezón. Luego se ponen a hervir y a ablandar. Se les bota al agua y se pasan a una vasija de menor tamaño, ojalá de peltre, y allí, se ponen a calar con la miel de panela.

Arepa

Las arepas en distintas formas son el producto más común de encontrar en nuestra cocina, en el desayuno es fundamental acompañando el huevo, el calentao de fríjoles o en migas. La sopa que sirve de entrada al almuerzo se complementa con una arepa de menor tamaño y más grosor. En las tardes el «algo» se sirve con chocolate o café con leche humea al lado de una arepa con queso y en la noche las arepas vuelven a ser protagonistas como plato principal o como complemento.

Mazamorra

La mazamorra es otro de los productos a base de maíz que se arraigó en la comida paisa, los pilones donde se les desprendía la cubierta a los granos a través de un pisón, se mantienen como artículos decorativos en las haciendas tradicionales o en restaurantes típicos. La mazamorra resulta del maíz cocinado con leche, este postre tradicional se sirve con panela o con una bebida refrescante llamada claro, que consiste en separar los granos del agua en que se cocina y se le adiciona leche

Empanadas

Pastel hecho a base de maíz trillado cocinado que se muele con cebolla, azafrán y maizena. El guiso para el relleno se hace con carne cocida y desme-chada, papas cocidas tritura- das y un hogao de cebolla, tomate, cilantro, cominos y huevo. Se hacen bolitas con la masa que se extienden con un rodillo sobre un trapo o plástico, en el centro se pone una cucha- rada de guiso, se dobla el trapo y se cierra con los dedos, después se ponen a freir en aceite caliente.

Platanos calados

Se parten los plátanos en trozos, se ponen al fogón leche, panela, agua y un trozo de mantequilla. Se dejan calar a fuego lento, se les ponen clavos de olor, canela. Se acompaña con queso.

Se requieren: 5 huevos, un cuarto de libra de harina de trigo, media libra de azúcar, 3 cucharaditas de polvo de hornear, arequipe, crema inglesa o mermelada de mora.

Pionono aguadeño

Se baten las claras a la nieve; separadamente se baten las yemas. A cada batido se lo pone la mitad del azúcar; se baten de nuevo para mezclar después ambos batidos. Se les pone la harina con los polvos y sin revolver mucho, se ponen en una lata engrasada y enharinada. Se coloca al horno. Cuando este asado, pero sin dejarlo tostar, se vacia sobre una servilleta húmeda, se le extiende por toda la superficie, el dulce que se desee y se enrolla. Se deja reposar un poco, se ata con cintas en los extremos y se espolvorea con azúcar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top