Centro recreacional El Bosque, un lugar al que siempre vas a querer regresar

En Pensilvania, Caldas, en medio de las montañas, el olor a madera y el sonido tranquilo del río, se encuentra el Centro Recreacional El Bosque, un lugar que invita al encuentro con la naturaleza, a abrazar la paz y tranquilidad que solo dan las tonalidad verdes de los árboles y el esquivo azul del cielo, oculto entre la neblina que enfría tiernamente los pómulos.

Este lugar cuenta con cabañas  construidas en pino y ladrillo farol, chimenea, espacios confortables y cómodos que llevan al recogimiento. Un lago de pesca adorna el sitio que en conjunto con el alojamiento nada tiene que envidiarle a un chalet suizo, es por ello que con su encanto logra que los visitantes se desconecten de la rutina. 

Quienes aman el contacto con la naturaleza encuentran planes como la cabalgata y el recorrido del sendero ecológico que culmina en la visita a la cascada, un lugar que recarga de energía y llena el alma de alegría. 

El Bosque está cerca al casco urbano lo que facilita a sus visitantes “escaparse” al pueblo, tomarse un buen café en el marco del Parque, el mismo que ofrecen con casco de limón y servido en loza de Café de Colombia, tan autóctono como el mismo vino del Monasterio de la Visitación.

Un sitio lleno de la magia cafetera, sus costumbres y tradiciones, el olor a cafecito hecho en aguadepanela, a arepa de maíz recién asada, a frijoles con chicharrón de siete escalas o mojarra con patacón verde, a sancocho de pollo campesino, al final, lo más importante es que quienes lo visitan se llevan en el corazón su estadía en El Bosque y con ello siempre que lo recuerdan quieren volver. 

Confa, Contigo, con todo.

Scroll to Top