210 niños del occidente de Caldas, beneficiados del programa Mi Escritorio ILC en 2023

Por: Industria Licorera de Caldas

Después de los exitosos resultados del programa Mi Escritorio ILC en 2022 beneficiando a 544 niños en el país, esta iniciativa del área de Responsabilidad Social Empresarial de la Industria Licorera de Caldas (ILC), continúa generando mejores condiciones para la educación de los niños del país en este 2023.

210 niños de Marmato, Supía, Riosucio, Anserma, Risaralda, San José y Belalcázar, municipios del occidente de Caldas, recibieron sillas y escritorios elaborados con material reciclado de los envases de Tetrapak y shots de los productos de la ILC.

Buscamos que Mi Escritorio tenga un mayor impacto frente a 2022, generando cultura ambiental con cada uno de los actores que intervienen, y consolidando el modelo de Economía Circular de la empresa, asociado al desarrollo de las regiones donde están nuestros productos”, comentó Andrés Elías Borrero Manrique, gerente general de la Industria Licorera de Caldas.

Ricardo Antonio Patiño Aguirre, rector de la Institución Educativa La Libertad del municipio de San José, agradeció a la ILC y a la secretaría de Educación del departamento por esta innovadora iniciativa.

Es muy importante que les enseñemos a los niños cómo, lo que parecería ser basura, puede convertirse en elementos muy importantes para toda la humanidad puesto que se disminuye el impacto en la naturaleza a través de estos programas”, anotó el directivo.

Con Mi Escritorio ILC también se genera conciencia en los niños, padres y docentes sobre la conservación y sostenibilidad de los territorios, y de esta manera la ILC cumple con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU relacionados con educación de calidad (ODS 4), reducción de desigualdades (ODS 10) y alianzas para lograr objetivos (ODS 17).

“Gracias a la Industria Licorera de Caldas por este proyecto tan hermoso y llegar a las instituciones educativas generando bienestar para los estudiantes con unas sillas y pupitres cómodos. Esa utilidad que se le da a los escritorios permite que los ambientes de aprendizaje cada día sean diferentes”, aseguró Mirtha Cataño Henao, rectora de la Escuela Normal Superior Sagrado Corazón de Riosucio.

El impacto positivo de este programa no solo es para la educación de los niños del país, sino también para 93 familias de recuperadores de residuos, vinculados al proyecto.

Contribuyeron con la recolección de 55.779 envases de Tetra Pak y 1.350 envases de Shots, para beneficiar a los 210 niños en el occidente de Caldas con este mobiliario escolar bajo la figura de Escuela Nueva, lo cual adicionalmente contribuye directamente a la disminución de nuestra huella de carbono en 205,5 kilogramos de CO2 (gas carbónico)”, anotó Edwin Arias Giraldo, director de Asuntos Corporativos de la ILC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top