Humedales caldenses: tesoros acuáticos que sustentan la vida en el Departamento

HUMEDALES: ECOSISTEMAS VITALES PARA LA CONSERVACIÓN

Cada 2 de febrero, el mundo se une para conmemorar el Día Mundial de los Humedales, una celebración en honor a estos ecosistemas vitales que albergan una diversidad única de vida y desempeñan un papel fundamental en la salud del planeta. Esta fecha especial fue proclamada por la Convención sobre los Humedales en 1971, marcando un hito en la conciencia global sobre la importancia de conservar y utilizar de manera sostenible estos entornos acuáticos.

Los humedales se manifiestan en diversos paisajes, desde marismas y pantanos hasta turberas, abarcando áreas donde las aguas se entrelazan con la superficie terrestre o reposan cerca de ella. La definición de la Convención sobre los Humedales, también conocida como la Convención de Ramsar, abarca extensiones de agua dulce, salobre y salada, ya sean permanentes o temporales, estancadas o en constante flujo. Incluso incluye humedales artificiales, como estanques y represas, demostrando la amplia gama de estos ecosistemas cruciales para la vida en la Tierra.

Este día no solo nos invita a reflexionar sobre la riqueza biológica que albergan los humedales, sino también a comprometernos activamente en su preservación. Exploraremos cómo estos santuarios acuáticos actúan como proveedores esenciales de vida, contribuyendo a la sustentabilidad del medio ambiente y, por ende, de nuestra propia existencia. En este artículo, nos sumergiremos en la maravillosa biodiversidad de los humedales y en la necesidad imperante de salvaguardar estos preciados ecosistemas para las generaciones venideras.

FUNCIONES DE LOS HUMEDALES

Son múltiples las funciones de los humedales y su valor para la humanidad: figuran entre los ecosistemas más productivos del mundo, fuente de diversidad biológica y suministro de agua y productividad de las que innumerables especies vegetales y animales dependen para subsistir. Dan sustento a altas concentraciones de especies de aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces e invertebrados. Son importantes depósitos de material genético vegetal.

El Departamento de Caldas goza de un sistema de humedales clasificados como:

  • Alto Andinos. Ubicados por encima de los 2.600 metros sobre el nivel del mar, a lo largo de la Cordillera Central, zonas amortiguadoras del Parque Nacional Natural de los Nevados en los municipios de Villamaría, Manizales, Marulanda, Neira, Aranzazu y Salamina. Alimentan los ríos Chinchiná, Tapias, Chamberí, Guarinó, La Miel, Arma, entre otros.
  • Valle del Río Magdalena. Asociados al Río Magdalena, alimentados por éste o le aportan sus aguas oxigenadas. Charca de Guarinocito, Ciénaga de Las Tortugas, Ciénaga de Pajarales son algunos de ellos.
  • La convención de Ramsar también reconoce las lagunas artificiales como humedales. Se incluyen los embalses de Amaní en Norcasia, Cameguadua y La Esmeralda en Chinchiná.

La Laguna de San Diego en Samaná; la Charca de Guarinocito en La Dorada y La laguna Negra en Villamaría, son tres de los más grandes humedales de Caldas.

CHARCA DE GUARINOCITO

Situada el municipio de La Dorada, a solo 25 minutos de este municipio del Oriente de Caldas, en la margen izquierda del Río Magdalena. Es un bello ecosistema que alberga gran cantidad de especies de flora y fauna,  sirve de suministro para la pesca así como para el ecoturismo, dada la vocación proteccionista del  medio ambiente que distingue a los lugareños.

La charca de Guarinocito es un patrimonio natural cuyo entorno estimula los sentidos e invita a sentir, a oler, a mirar, a oír, a imaginar mundos posibles mediante el recorrido de caminos que nos conducen a escenarios como:

  • Poblados de pescadores con sus canoas multicolores.
  • Hábitats de especies exóticas como la babilla y la tortuga tapacula.
  • Lugares para observación de aves.
  • Paisajes únicos que abarcan desde los 5.231 hasta los 178 msnm., con un telón de fondo: el Nevado del Ruiz y todo su ecosistema de verdes montañas.
  • Chorros de aguas cristalinas provenientes de la cuenca del Río Guarinó.
  • Recorridos de caños, arroyos y riachuelos con toda su biodiversidad.
  • Senderos ecológicos diseñados de la mano de Corpocaldas.
  • Afluentes que atraviesan el espejo de agua: Quebrada Burras, Quebrada Cascabel y Humedal La Rica.
  • Más de 29 especies de mamíferos registradas, 14 de murciélagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top