Reactivación del turismo en Caldas

Laguna de San Diego y cerro tutelar

La industria turística colombiana se está recuperando de la crisis por la pandemia de la covid-19 que pausó los viajes por más de 6 meses. La reactivación del sector en el departamento de Caldas ha sido impulsada por el turismo de naturaleza y el turismo local.

A partir de septiembre de 2020 el sector turístico tuvo una reapertura lenta después de que el Gobierno colombiano ordenó abrir terminales de transporte y aeropuertos, así como levantar la cuarentena. Esta reactivación también fue el comienzo de una recuperación, pues la imposibilidad de funcionar de hoteles, hostales, ecoparques, centros vacacionales, etc. tuvo una gran afectación en la economía del sector.

La naturaleza genera las nuevas oportunidades de turismo

Empresarios y funcionarios del gremio pronosticaron que las dinámicas de esta reactivación turística estarían enfocadas en el turismo local en pueblos y ciudades vecinas y el turismo de naturaleza debido a su posibilidad de espacios abiertos y experiencias en entornos naturales. Además, el sector se ha enfocado en generar confianza y seguridad a los turistas respecto a las medidas de bioseguridad, ya que esta es la mayor preocupación a la hora de viajar, principalmente ahora con las nuevas cepas del covid-19.

El 27 de septiembre se conmemoró en Caldas el Día Mundial del Turismo durante una semana con una feria turística virtual, su lema fue Turismo y desarrollo rural. En esta se exaltó el turismo de naturaleza y la apuesta de Manizales por el senderismo, el avistamiento de aves, los recorridos en bicicletas, las actividades alrededor del café y el turismo de bienestar con oferta de terapias, meditación y alimentación saludable.

Según Dirk Zandee, “country manager” de Despegar para la región Andina, Colombia es el país con mayor recuperación en el sector turístico de la región. De acuerdo con los datos registrados por el Fondo Nacional del Turismo (Fontur), entre septiembre y diciembre del 2020 el sector turístico en el país se recuperó en un 20% teniendo como protagonistas los destinos locales gracias a su variedad de paisajes, climas, ofertas y experiencias.

Caldas preferida por el ecoturismo

Esta tendencia de turismo fue la más elegida este año en la Semana Santa, ya que hubo una ocupación del 46% entre hoteles, hostales, alojamiento rural, gampling y centros vacacionales. Los espacios alejados de la ciudad y con experiencias de naturaleza tuvieron una ocupación del 70%, alcanzando días con una ocupación del 100%. Los hoteles, por otro lado, tuvieron un porcentaje de ocupación de 37% y los hostales 23%.

El director ejecutivo de Cotelco Caldas, Juan Camilo Aguirre, manifestó que el turismo en la capital caldense depende en gran medida del flujo de personas en congresos, festivales y distintos eventos que se desarrollaban constantemente antes de la pandemia, así como del funcionamiento de las entidades de educación superior que traen consigo visitas periódicas a la ciudad por cuestiones familiares, académicas, entre otras.

Actualmente esperan que la industria pueda reestablecerse por completo y para esto es necesario que pronto se puedan hacer eventos públicos. “Venimos trabajando con el sector público y privado para intentar que el turismo nuevamente esté tan fuerte como siempre ha sido”, expresó Aguirre. Asimismo extendió un reconocimiento especial a los empresarios del turismo por su esfuerzo por mantener sus empresas y la calidad de sus servicios adecuados a esta coyuntura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top