Ruta del Alto Occidente de Caldas: diversidad étnica y cultural

La zona del alto occidente caldense representa los orígenes más profundos de nuestra raza. Allí se concentran comunidades indígenas, asentamientos afrocolombianos y mestizos en los municipios de Riosucio, Marmato, La Merced, Filadelfia y Supía.  Las actividades turísticas que se pueden realizan en esta zona del departamento varían entre los deportes extremos como el rafting en las aguas del río Cauca a la altura de La Felisa; los vuelos en parapente desde la vereda El Tambor cerca a la zona urbana del municipio de La Merced o la visita a socavones y la cultura minera del oro en el municipio de Marmato.

En el alto occidente caldense se visitante encuentra el dulce sabor de la panela, en municipios de Filadelfia, Supía y Riosucio. A tan sólo 3 horas de la capital, el olor de la caña soltando su jugo en el trapiche enamora a quienes hacen el recorrido para disfrutar del clima cálido, el paisaje y la rica cultura se reúne en la zona la presencia de comunidades indígenas, afrocolombianas y mestizas.

El proceso  de fabricación de la panela es la más tradicional forma de producción comunitaria que se vive en la región. Toda una vereda se congrega desde las primeras horas de la mañana  para realizar el proceso de molienda de caña en el trapiche y la cocción del guarapo con el que se produce panela y derivados como caramelos y alfandoques.

La ruta puede hacerse con un operador turísticos en un recorrido de un día completo, o por su cuenta. Para visitar Supía desde  Manizales se toma la autopista Manizales-Medellín, donde visitan fábricas de colaciones, un dulce típico de la zona. En la zona rural de la localidad visitan los sembrados de caña panelera y los trapiches donde se muele y se procesa hasta obtener la panela, mediante un proceso artesanal y comunitario.  Antes de regresar los visitantes disfrutan un almuerzo típico en el asentamiento negroide del Guamal y recorren el centro vacacional Brisas del Río con piscinas y escenarios recreativos.

En Riosucio es reconocido el Carnaval que se celebra enero de cada  2 años. Comparsas, matachines, pregoneros y diablos inundan las calles de Riosucio durante la celebración . Esta fiesta está llena de color, música y danza que sinteriza raíces indígenas, españolas y africanas de la región y ponen en escena la crítica social y política de los riosuceños frente a Colombia.  El turista que se arriesga a disfrutar del Carnaval conoce a un diablo bueno y carnavalero que vigila la fraternidad durante los días de la fiesta.

Marmato conocido como el Pesebre de Oro de Colombia, está construído sobre una montaña donde la población sustenta su economía con la extracción de oro. En La Merced visitar la vereda el Tambor es una actividad que nos ofrece espectaculares vistas sobre el cañón del río Cauca y desde donde se practica parapentismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top