Se inauguran tres parques de La ruta de las aves en la Comuna 5 de Manizales

La Alcaldía de Manizales inauguró los parques Barranquillo, Tucancito Esmeralda y Gorrión que hacen parte de La ruta de las aves en los barrios Bosques del Norte y San Sebastián. Estos tres espacios pasaron de ser lugares inhabitados a escenarios de recreación y deporte para beneficio de los manizaleños.

Manizales con + zonas verdes

A finales del 2020, la Secretaría de Planeación realizó una revisión del inventario de los espacios públicos de la ciudad y encontró alrededor de 1.500 zonas verdes disponibles a las que no se le estaba dando ningún uso e incluso se habían convertido en basureros. Después de esto emprendieron la tarea de revitalizar estos espacios pequeños y a través de esta restauración darles un nuevo significado para la comunidad. Se realizó una matriz de priorización en la que se focalizaron las comunas que tuvieran menos espacio de zonas verdes y más población por atender.

Actualmente la Alcaldía ha realizado una inversión de $834 millones para intervenir 14 espacios sin uso, de los cuales ya se han comenzado obras en siete de ellos y se han inaugurado los primeros tres. Próximamente se inaugurarán cuatro parques restaurados en Fundadores, San Cayetano, La Carola y Bosques del Norte.

La comunidad participa en la transformación de los parques

Este proyecto se ha realizado en trabajo conjunto con las comunidades de cada barrio con el objetivo de proporcionar un espacio pensado y construido por los habitantes del sector de acuerdo a sus necesidades y deseos. A través de talleres dirigidos por la administración municipal en un laboratorio ciudadano los habitantes de estos barrios eligieron las características de los parques para generar beneficios en materia de seguridad, sentido de pertenencia, recreación y mejoramiento de la forma de habitar el barrio.

Estos parques recuperados cuentan con juegos infantiles, mesas de juego, equipos de calistenia y máquinas TXR para realizar ejercicio, canchas de basquetbol, entre otras características que las comunidades escogieron para uso recreativo. Además de participar en el diseño de estos espacios, la construcción contó con mano de obra local de manizaleños de las juntas de acción comunal como una forma de aportar a la reactivación económica de la ciudad.

Finalmente, todas estas intervenciones innovadoras tienen una evaluación diagnóstica realizada previamente y otra realizada después de restaurar el espacio con el propósito de valorar el impacto de la acción en el territorio, los beneficios que ha llevado a la comunidad y su papel en el mejoramiento de la economía y el uso del parque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top